Menu

blow in

Alexander Duncan

 

Aldama Fabre Gallery tiene el placer de presentar blow in, la exposición individual del artista británico Alexander Duncan. Este ambicioso nuevo proyecto es la primera presentación de Duncan, y ha sido creada especialmente para Bilbao.

La instalación reúne nuevas esculturas, nuevos piezas y obra gráfica, para cuestionar lo que es real y lo que es construido. El artista explora la materialidad de los objetos, la fisicidad de su ser, y la semántica de su lenguaje. Para Duncan, no hay nada como el inocente objeto desprovisto de significado; una vez que el objeto existe, se convierte en un acontecimiento de percepción y narración.

La sensación de inmersión y del juego intervienen a través de la exposición de Duncan. Su obra central “like swimming, 2015-2017” comprende una acumulación de tablas amarillas y azules eléctricas recreadas en hormigón. Aquí el artista juega hábilmente con la materialidad de los objetos para ofrecernos un flotador que no flotaría.

Mordidos, arañados y aferrados, los objetos aluden a un primitivo miedo y deseo hacia el agua, y un impulso para controlar un entorno cambiante. Mientras tanto, la estética del artista lleva al espectador a un borde inesperado entre la realidad y la ilusión, cuestionando provocativamente nuestro propio sentido de tales certezas.

Duncan se inspira en la fragilidad y el poder del mundo natural y pasa el mismo tiempo en la naturaleza cómo en su estudio escogiendo los detritos que encuentra bajo sus pies. Tiene un inaudito talento en cómo selecciona y recrea, siempre consciente el cambiante y vulnerable ambiente.
Lavados por la marea del Támesis, Duncan suele descubrir tapones para los oídos, y, al igual que los flotadores, estos elementos se sientan en el borde de dos estados divergentes: el ruido y el silencio. ‘Surfer’s ear’ es una réplica, pero no una réplica exacta; Un tapón sólido es tan útil como un flotador de hormigón. Tallado a mano en el hueso encontrado del oído de una ballena, esto alude al efecto desconocido que la contaminación acústica oceánica tiene en la comunicación de los mamíferos, y se remite a un crecimiento óseo causado por prolongados períodos de inmersión en el agua – la reacción del cuerpo humano a su medio ambiente.

‘Netsuke’ es una serie de recreaciones de una botella de salsa de soja japonesa para sushi, y es una de las obras más encantadoras de la exposición. Fascinado con la decadencia del objeto, y la metáfora de un pez pequeño, el artista trabajó en estrecha colaboración con un tallador contemporáneo de netsuke, elaborando el diseño y meticulosamente tallando hueso. En primicia para Bilbao, Duncan ha recreado elegantemente el objeto en porcelana, y continúa su tema de movimiento material de una parte del mundo a otra.

La nueva serie de dibujos de Duncan, ‘like swimming (red room)’, enfatiza la escala creando un marcado contraste con los objetos en miniatura situados a lo largo de la galería. El gran bloque energético imprime en cascada a través de las paredes de la galería, creando fluidez de movimiento en toda la exposición. Las marcas primitivas de la tabla, ocultando acontecimientos invisibles.

El interés de Duncan en la representación de la inmersión es constante en sus últimas obras. El fundido del techo de ‘frothing’ sugiere un océano continuo, con un toque de cera de surf que hace eco con la forma rítmica de una tabla de surf cuando está siendo pulida. El otro mundo ‘hold down (off Biscay)’ retrata un cuerpo llevado a sus límites, cayendo en un sobrehumano alargamiento de tiempo bajo el agua. Este último trabajo, creado a la perfección a partir de imágenes tomadas de la costa vasca, cuestiona la desconexión de nuestras experiencias sensoriales en el océano y ofrece una oportunidad para sumergirse dentro del agua para identificar nuevas y no-humanas periferias.

Al sustituir lo natural por un equivalente hecho por el hombre, “sopla” destacando las complejidades de las experiencias contemporáneas de lo real y lo falso. Duncan hace de lo familiar lo desconocido, para provocar nuestras certezas y cuestionar cómo respondemos a algo que trasciende dos estados divergentes.

Paralelo a esta exposición el artista realiza la intervención wake en la Carola del Museo Marítimo Ría de Bilbao.